Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Alerta para Milei: enfrentará carrera explosiva de precios que preanuncia fin de año caliente

Comparti este articulo.

El proceso inflacionario, que en la Argentina causa estragos en la población, se agravó en estas últimas jornadas. Y es muy probable que tome una velocidad todavía más exacerbada a partir de la última semana de noviembre.

Distintas empresas fabricantes de alimentos comenzaron a aplicar fortísimos aumentos de precios, que llegan al 50%, pero que en algunos casos -como en panificados- superan incluso el 100%.

La situación es tan preocupante que obligó a los dueños de los principales supermercados del país a emitir una señal de alerta y a reclamar “extrema prudencia” a sus proveedores, en su mayoría industrias de primera línea que son formadores de precios.

La convocatoria de la secretaría de Comercio a las compañías líderes luce infructuosa en este contexto: con algunas excepciones, la mayoría de las fabricantes continuaron con aumentos que ya hablan de una nueva etapa en la crisis económica. Uno, o varios, escalones por encima de los incrementos que se veían hasta ahora.

No caben dudas de que se trata de un nuevo escalón inflacionario. Lo que se desconoce es si es el preámbulo a un descontrol total.

¿El próximo desafío de Caputo?

Luis “Toto” Caputo, a quien desde el entorno de Javier Milei ya se sindica como el ministro de Economía a partir del 10 de diciembre, tendrá bajo su responsabilidad que esta dinámica no se espiralice.

Caputo, el elegido para integrar el ministerio de Economía de Milei

Está claro que las empresas formadoras de precios se están adelantando a lo que viene: una devaluación, con la posterior unificación del mercado cambiario.

Milei ya dijo que recién podrá eliminar el cepo una vez que resuelva “la bola de las Leliqs”. Un diagnóstico que no creen algunos economistas de Juntos por el Cambio, que ponen la mira más en la cuestión fiscal que en esas Letras como prioridad para encaminar la crisis.

Hasta la unificación -la salida del cepo-, seguramente habrá un nuevo tipo de cambio para salir del atraso del actual dólar oficial de $356. Esa cotización, que a precios de hoy, podría ser de $650 o $700, provocará una suba de los precios de los alimentos muy fuerte.

Algo de eso ya se está adelantando ahora, y seguramente se potenciará la próxima semana, con nuevas listas de precios de fabricantes de alimentos.

Milei ya adelantó que no está de acuerdo con los controles de precios ni con programas de regulación, como “Precios Justos”. Esa fue la señal de largada que tomaron las compañías para concretar (y planear) las fuertes remarcaciones.

Otros mercados también tomaron nota: sucedió en Cañuelas, con el precio del ganado en pie, que subió entre 10% y 15% en la última jornada de operaciones.

Las consultoras proyectan inflación récord para el mes de noviembre

Y también ocurrió en nichos como en la construcción y en sectores vinculados a los importados, que están cotizados a una cotización del dólar más elevado.

Proyectan inflación récord para noviembre

La inflación de este mes se encamina a transformarse en el récord anual. Aunque diciembre la superará, seguramente.

Lo distintivo es que la disparada de los precios se está dando aun cuando no hubo una devaluación.

Sí hubo, en cambio, la aparición de un “dólar exportador” -de $500 hasta la semana pasada, y de $620 a partir de ahora- que trastocó los precios internos.

Evidentemente, a los formadores de precios, ese “dólar exportador” sirve como referencia de lo que puede venir, y envían nuevas listas con valores ajustados.

El director de una de las compañías de alimentos más grandes del país calculó, a pedido de iProfesional, que la mitad del volumen de ventas de esa empresa ya está cotizado a un dólar superior a $500 e inferior a $800, dependiendo de cada producto. Y se encarecen por encima de la inflación promedio.

Fabricantes de alimentos empiezan a aplicar fuertes incrementos en el precio de alimentos

La otra mitad, en cambio, sigue a la inflación promedio. Tienen un ajuste de por lo menos 10% mensual.

Ante la incertidumbre de lo que vendrá -un dólar más alto a partir del 10 de diciembre, pero sin la seguridad de un control de la crisis-, esa compañía, así como también sus competidoras, iniciaron una carrera alcista en los precios de los alimentos.

Para tener una idea: la consultora Eco Go (Dal Poggetto y Menescaldi) estimó que la inflación promedio de las tres semanas de noviembre ya trepó al 15%. Un récord total. Un escenario de incertidumbre máxima.