Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Aumento de precios mayoristas desata controversia en el sector de los combustibles

Comparti este articulo.

Tras la victoria electoral de Libertad Avanza, los costos al por mayor de la nafta y el gasoil experimentaron un promedio de aumento del 25 por ciento, exacerbando la disparidad inversa con los valores en las Estaciones de Servicio, es decir, que el precio de costo resulta más alto que el de venta, hecho que se siente con mayor impacto en las bocas de expendio sin contrato con petroleras.

Este incremento provocó preocupación entre varios actores del sector de los combustibles, quienes plantean la urgencia de ajustar los precios en los surtidores. Sin embargo, mientras algunos expertos cercanos a la ideología libertaria, abogan por la desregulación inmediata, la administración actual se muestra renuente a esta propuesta.

El exsecretario de Energía Darío Martínez, acusó directamente a los grupos de poder del mercado y a las propias petroleras de liderar una campaña destinada a provocar escasez en las Estaciones de Servicio en todo el país mediante la elevación de los precios mayoristas.

En conversación con surtidores.com.ar, el diputado provincial electo por Neuquén profundizó su teoría, asegurando que “a medida que los precios mayoristas sean más altos, los grandes clientes y productores agropecuarios buscarán adquirir combustible más económico en el canal minorista, lo que generará una crisis de disponibilidad de producto“. En este escenario alertó sobre posibles desabastecimientos en los próximos días si estas acciones continúan.

Martínez criticó severamente lo que considera una estrategia que tiene como objetivo causar quiebres de stocks, para que el gobierno saliente asuma los costos derivados de las medidas de ajuste que pretende implementar el próximo gobierno encabezado por Javier Milei a partir del 10 de diciembre.

¿Es viable la liberación del precio de los combustibles en forma inmediata?

POLÉMICA POR EL GASODUCTO

En otro frente, Martínez respondió a las declaraciones del futuro ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, quien cuestionó la construcción de gasoductos por parte del Estado.

Ante esto, enfatizó que “el gasoducto es utilizado por todos los argentinos. Desde quienes lo emplean para cocinar o calefaccionarse, hasta las industrias en sus procesos, las usinas térmicas que producen electricidad y quienes utilizan GNC para sus vehículos“.

El ex funcionario también expresó que es necesario discutir el mecanismo de financiamiento de estas obras, ya que tienen un impacto directo en el costo de la energía para los usuarios y la economía en general.