Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Febrero cerró con lluvias intensas en el campo, pero no alcanzaron para revertir los efectos de la ola de calor

Comparti este articulo.

Las lluvias registradas durante febrero en la zona más productiva del país no lograron reponer el rendimiento perdido de los cultivos por la ola de calor que azotó a la región hacia fines de enero y principios del segundo mes del año.

Así lo señaló un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, que detalló que en febrero la «región núcleo» acumuló un promedio de 147 milímetros (mm) y alcanzó la media de lluvias del mes de los últimos 30 años.

Los promedios para la región oscilaron entre 100 y 150 mm (de oeste a este), mientras que en el centro sur de Santa Fe y el este de Córdoba fueron las zonas con los mayores milimetrajes, superando 150 mm.

Así, las reservas de agua aumentaron respecto de la semana pasada, según el reporte: van desde adecuadas a excesos en el norte de la región, mientras que en el sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires se mantienen las condiciones regulares de humedad en el perfil del suelo.

Allí se necesitan, en los próximos quince días, acumulados de 20 a 60 mm para alcanzar el estado óptimo de los perfiles.

El año pasado en esta misma fecha, las lluvias acumuladas sobre la región núcleo apenas alcanzaban entre el 10 y el 50% de los valores mensuales medios estadísticos, y se precisaban de 50 a más de 100 mm para alcanzar el promedio de lluvias de febrero de los últimos 30 años.

La Bolsa rosarina explicó además que hubo una mejora en la condición de la soja de primera en la última semana: subieron 15% los lotes entre excelentes y muy buenas condiciones, totalizando 75%; hay 22% de lotes en buenas condiciones, pero sigue habiendo un 3% de lotes en condiciones regulares.

Además, se percibe una mejora en las condiciones de soja de segunda, con un 40% de los lotes entre excelentes y muy buenos, un 50% en buenas condiciones y un 10% regulares.

En cuanto al maíz tardío, hay lotes en que las lluvias cayeron unos días antes de floración, por lo que se ven en mejores condiciones; en otros, las precipitaciones llegaron tarde y se empiezan a ver espigas muy afectadas con falta de granos por mala fecundación, de acuerdo con el informe.

Más información en Noticias Argentinas.

Compartir