Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

La nueva feria del GBA con más de 250 puestos con productos de todo tipo

Comparti este articulo.

Unos doscientos manteros ofrecían todo tipo productos hasta hace no tanto tiempo y ocupaban todo el espacio verde de una importante plaza del sur del conurbano. Y esto se chocaba con uno de los principales problemas del distrito: la falta de espacios verdes.

Entre los existentes, uno de los más importantes de Lanús es el Parque Municipal Eva Perón, más conocido como Velódromo Municipal, que está en Purita y Córdoba (Lanús Este). Su antesala es la plaza Auyero, que durante los fines de semana estaba —hasta hace poco— repleta de manteros que no permitían que los vecinos usaran el lugar con fines recreativos.

El problema tuvo un principio de solución luego de que la nueva gestión municipal dispusiera puestos en la entrada al pulmón verde, por la calle Córdoba. Aunque ahora se plantean otros inconvenientes como ruidos molestos y el cierre al paso vehicular de la calle Purita.

“La plaza Auyero los fines de semana estaba tomada por manteros que venden cosas usadas, no se podía dar la vuelta ni caminando, los chicos no podían andar en bici. No teníamos forma de disfrutar el espacio”, recuerda la vecina Anabel Benítez.

Este conflicto se mantuvo desde finales de 2020 hasta hace algunas semanas. Si bien los manteros se habían retirado del espacio cuando el gobierno de Néstor Grindetti inició obras de remodelación en el espacio septiembre de 2023, en diciembre, apenas finalizó la gestión, los manteros volvieron a ubicarse en la plaza a pesar de que aún no se habían terminado las refacciones. “Tuvimos un breve lapso de paz y al instante volvió el caos”, se queja Benítez.

Hace dos años, Clarín reflejó la situación en la que en ese momento unos 40 manteros se instalaban en el lugar y se podía ver un trailer de frutas y verduras, otro con presas de pollo y maples de huevos, un kiosco pequeño, un mini vivero y un vendedor de muebles de pino. El resto de las y los feriantes desplegaban mantas enormes, juegos de sábanas con algunas roturas y cartones sobre los que extendían una importante variedad de artículos usados: desde zapatos, zapatillas, mochilas, carteras, tapados y ropa de todo tipo, hasta peluches y muñecas usadas, y la colección de figuras que vienen dentro de la “cajita feliz” y en los huevos de chocolate con sorpresa.

Puestos de feriantes y manteros en plaza Auyero de Lanús en mayo de 2022.Puestos de feriantes y manteros en plaza Auyero de Lanús en mayo de 2022.

Como solución, y para evitar disputas entre los vecinos y los vendedores informales, el Municipio decidió ubicar puestos para los 260 feriantes en ambas veredas de la calle Córdoba entre Purita y Ramón Cabrero, donde se ubica el ingreso al Velódromo Municipal. “Está mucho más ordenado, hay puestos distribuidos por Córdoba con gazebos que arman los sábados temprano y sacan los domingos a la noche”, cuentan los vecinos. Y agregan: “Hay personal policial controlando los puestos durante la noche, ya que quedan armados. Eso le da un poco más de seguridad a la zona que de noche es bastante oscura porque no prenden todas las luces de la plaza”.

Respecto al reordenamiento de la feria, desde el Municipio expresaron: “Recuperamos un espacio muy importante para nuestra ciudad como es la Plaza Auyero, y lanzamos una iniciativa que promueve que nuestros trabajadores y trabajadoras autogestivos puedan hacer su labor con dignidad y en mejores condiciones”.

El inconveniente ahora son los eventos culturales que se realizan frente a los gazebos que chocan con la tranquilidad del barrio y el cierre del acceso a la calle Purita. “Al tener un único acceso, se produce un embudo y la circulación vehicular se vuelve bastante lenta. Lo mismo sucede para ingresar al velódromo a pie, hay que pasar por el medio de los puestos porque coparon las veredas, es bastante incómodo porque hay gente mirando los puestos, quedo un espacio muy angosto”, se queja el vecino Nahuel Castro.

Mientras que, Vanesa, otra vecina, dice: “Vivo sobre Ramón Cabrero y desde las 17 hasta las 20 o 20.30 la casa retumba por la música altísima que ponen en la plaza, especialmente los domingos. Hacen shows musicales, clases de zumba, no se puede estar tranquilo. Deberían consensuar un volumen con el que todos podamos convivir”.