Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

“Los nuevos recreos, sin timbre y con música de rock”

Comparti este articulo.

Desde hace más de 70 años, los que transitamos la educación en Argentina, padecemos la declinación de la misma. Los docentes no podían corregir las faltas de las pruebas de los estudiantes, en color rojo, porque parece que les provocaba estrés; el verde lo sustituyó, dado que es el color de la esperanza. Más adelante éste dejó la esperanza de lado y fue sustituido por el color de la tinta común, y docentes y alumnos buscaban las correcciones minuciosamente para poder distinguirlas.

Allá por la década de los 90, los docentes estaban obligados a contestar unos módulos que eran provistos por el Estado, pagados por é, vaya uno a saber cuánto “costaron”, con la nuestra, y con una especie de matete ininteligible de burradas, que no sirvieron para mejorar la enseñanza, y sí para justificar su compra que no supimos de dónde salían. Con la llegada la democracia, en los 80, algunas mentes iluminadas de funcionarios de educación, decidieron que era perturbador y estresante el timbre del recreo, o la campanita, de modo que en algunos colegios secundarios sustituyeron el mismo por música de rock. Estruendosas bandas de música con vociferaciones de sus intérpretes y elevados decibeles, marcaban el tiempo de recreo. Parece que a los funcionarios no se les ocurrió que dichas bandas de rock, en idioma inglés, ejecutadas por ingleses, con la banderita inglesa por todos lados, resonaban en los oídos de alumnos que tenían en su familia algún héroe caído en la recién terminada Guerra de Malvinas.

Raquel Saffores / [email protected]

Del lenguaje inclusivo y la “esencia del idioma”

Felicito al ministro de Defensa y al Gobierno por prohibir el uso del lenguaje inclusivo en las Fuerzas Armadas y en toda dependencia de ese ministerio. La escalada socialista en América, los inescrupulosos y la anuencia política de muchos países del continente, están distorsionando y atentando contra la esencia de la lengua hispana. A esa corriente vulgar y artera se suma el tema de la paupérrima educación que se brinda a todo nivel, con fines de masificar a la población y lograr generaciones de bajo nivel intelectual para oprimirlas.

Sólo deseo que el lenguaje inclusivo sea desterrado en todos los estamentos públicos por el Gobierno y en especial en la educación a todo nivel, como también en medios de difusión de cualquier índole. Es aberrante pretender por un vil adoctrinamiento, subvertir los valores humanos y distorsionar la esencia de nuestro rico idioma, la lengua hispana.

Rodolfo C. Castello / [email protected]

El Congreso, de “nido de ratas” y gallineros”

Los que hoy se rasgan las vestiduras porque Milei llamó “nido de ratas” a los integrantes del Congreso que buscan las mil y una para sacarlo, no olvidemos que la ex vicepresidente Cristina Fernández los llamó “gallinero” y la siguen aplaudiendo.

Milei simplemente está cortando los víveres públicos de donde se servían pocos a costa del hambre de muchos y la inseguridad que todos los días mata para no perder el voto del punga. Ni gallinas ni ratas. Se dejan decir cualquier cosa por quien les concede privilegios a cambio de mantener un falso cambio que ninguno de ellos quiere.

Gustavo Gil / [email protected]

Algunos policías usan “mucho el celular”

Es frecuente ver a muchos policías de CABA y Provincia concentrados en mirar sus teléfonos celulares mientras descuidan su obligación de estar atentos a su trabajo, que es para lo que se les paga.

No es comprensible que las autoridades policiales y los funcionarios del área de seguridad no actúen para castigar estas situaciones indebidas en el actual contexto de inseguridad que padece la población.

Patricio Oschlies / [email protected]