Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Messi y un gol de película: una por una, todas las estrellas mundiales que fueron a ver al argentino a Los Angeles

Comparti este articulo.

Lionel Messi es ídolo de multitudes. Y ahora también es objeto de devoción de ricos y famosos. Es que el exitoso crossover entre el capitán campeón del mundo en Qatar 2022 y la tierra de las oportunidades que es Estados Unidos provoca que todos aquellos que siempre lo vieron desde lejos ahora lo tengan bien cerca y con la chance de disfrutarlo en vivo y en directo.

Ocurrió en la noche del domingo en Carson, a unos 40 minutos en auto de Los Ángeles, cuando Inter Miami visitó al Galaxy por una nueva fecha de la cotizada Major League Soccer. La ciudad californiana es la plaza ideal para que un gran número de celebridades se hiciera un hueco en sus cargadas agendas para ver un rato de la magia del rosarino. Por eso no extrañó que en las tribunas del estadio Dignity Health Sports Park -que por culpa de La Pulga tuvo récord de aforo con 27.642 espectadores-, se amucharan los populares actores de Hollywood Halle Berry, Hillary Duff y Edward Norton. También, bien cerquita por ahí, estaba el rapero Lil Wayne, autor de A Milli y Hustler Musik, entre otros hits.

Y el listado de invitados VIP no acabó allí. Porque los deportistas tampoco se quisieron perder la presencia del mejor de la historia del fútbol. Estaba por allí otro GOAT como el serbio Novak Djokovic, número 1 del tenis mundial, quien ya había ido a ver al argentino cuando estuvo en Nueva York. El máximo ganador de Grand Slam, con 24 conquistas observó el partido junto con su hijo Stefan y su compatriota y leyenda de la NBA Vlade Divac. Nole llegó a Estados Unidos hace unos pocos días en el mismo avión que Rafael Nadal y se prepara para jugar en Indian Wells, el primer Masters 1000 de la temporada.

Allí también se vio al wide receiver estrella de Los Angeles Rams, Puka Nacua, a la futbolista Christen Press, del Angel City FC de la NWSL y de la Selección de los Estados Unidos, y a las basquetbolistas Candace Parker y Diana Taurasi -esta última de ascendencia argentina-. Todos y todas aprovecharon la cercanía de sus casas o la casualidad de estar por ahí para presenciar el show de Leo. Y no se fueron defraudados.

Es que si bien el partido fue cuesta arriba para el conjunto que conduce Gerardo Martino, Messi pagó la entrada con el gol que le permitió al Inter Miami salvar el invicto en una jugada de película. Fue en el minuto 92 y tras una combinación de doble pared con Jordi Alba, el lateral español made in Barcelona, con quien mantiene una sociedad inoxidable. Así puso el 1-1 ante Los Ángeles Galaxy, que se había adelantado con un grito del serbio Dejan Joveljic y se terminó complicado por la expulsión por doble amarilla de Marco Delgado a a tres minutos del final.

Ojo: Messi no fue el único héroe en las cercanías de Hollywood. Es que el arquero Drake Callender volvió a ser figura. Como durante el 2023 fue vital para la consagración en la Leagues Cup, en la tarde noche de Los Ángeles desactivó varias oportunidades de peligro, incluso un penal ejecutado por Riqui Puig a los 13 minutos.

Las Garzas, que el sábado desde las 18.30 tienen agendado el duelo contra Orlando City, ya de regreso en el Chase Stadium de Fort Lauderdale, siguen sin tener a Luis Suárez en plenitud. El Pistolero uruguayo se fue reemplazado en el segundo tiempo y sufrió como nadie el flojo partido de su equipo.

Sin embargo, Messi arregla todo. El grito del 1-1 construido arquitectónicamente con Alba marcó otro hito en su carrera. Lleva 20 temporadas consecutivas marcando al menos un gol. La serie comenzó en 2005 y es una muestra de su vigencia. Además, quedó a dos conquistas de los 500 tantos en partidos de liga -se computan los de 474 de España, los 22 de Francia y los 2 de Estados Unidos-.

El promedio asombra: 0.85 festejos por presentación. Y en ese derrotero de hacer récords al andar, John McCarthy se convirtió en el arquero N° 246 en ser víctima de Messi, mientras que el Galaxy, máximo ganador del fútbol de Estados Unidos, es el equipo 144° que lo padeció. Fue, además, el primer gol de La Pulga en la nueva temporada de una MLS que promete más noches inolvidable para el último mago del fútbol mundial.