Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Milei tiene figuras del PJ en su búsqueda de votos en el Congreso mientras se arma el nuevo Juntos por el Cambio

Comparti este articulo.

Mientras se prepara para asumir el 10 de diciembre, el presidente electo, Javier Milei, observa el armado de una nueva oposición “responsable” que lo ayude con la gobernabilidad desde el Congreso al menos en el inicio de su gestión. En esa tarea se destacan jefes territoriales del PJ que ya están juntando votos para que pueda designar a las nuevas autoridades y gobernadores que reorganizan a Juntos por el Cambio.

Se sabe que Milei arrancará su gobierno en una posición débil dentro de la Cámara de Diputados y del Senado, que espera subsanar con la ayuda de los “halcones” del PRO que lo apoyaron en la campaña para el balotaje. Sin embargo, la alianza con ese sector no solo no es suficiente para alcanzar una mayoría parlamentaria, sino que además todavía está terminando de definirse.

La idea de Milei de ubicar a Florencio Randazzo, un aliado del gobernador saliente de Córdoba, Juan Schiaretti, como presidente de la Cámara de Diputados choca con la promesa que tenía el PRO de ubicar en ese lugar clave a Cristian Ritondo. A pesar del malestar que esto genera en el macrismo, el libertario parece decidido a avanzar.

Para ello cuenta con la colaboración no solo de Schiaretti sino también del ex gobernador de Tucumán y ex jefe de Gabinete Juan Manzur, quienes “le están juntando votos dentro del PJ” al presidente electo para que pueda nombrar a Randazzo o a otro que él elija, según confiaron a iProfesional fuentes parlamentarias.

Esa colaboración busca sortear las resistencias que encontraría Randazzo para ser nombrado presidente de la Cámara baja y se sumaría a la que piensan prestar también los gobernadores de Juntos por el Cambio que preparan el armado de un interbloque con nuevos liderazgos entre el sector del PRO que no jugó electoralmente para Milei y la UCR.

La nueva oposición “dialoguista”: figuras del PJ juntan votos para Milei en el Congreso

En la nueva Cámara de Diputados el bloque de lo que hasta ahora se conoce como Unión por la Patria será primera minoría con 108 bancas, de las cuales buena parte pertenecen al kirchnerismo. En ese espacio aseguran que casi nadie quiere a Randazzo. Si a eso se le suma el malestar que genera en el PRO, donde buena parte del bloque serán “halcones” que responden a la jefatura de Ritondo, el nombramiento parece difícil.

Milei tiene a figuras del PJ no kichnerista que ya están juntando votos para darle margen de maniobra en el Congreso 

Por esa razón, la tarea de dirigentes como Schiaretti y Manzur de buscar apoyos entre diputados peronistas más alineados con los goobernadores puede ser clave para Milei. Sería algo similar a los oficios que en el pasado hizo el ex senador Miguel Pichetto para el gobierno Mauricio Macri, que tampoco tenía fortaleza propia en el Congreso.

Si bien el nombre de Randazzo fue impulsado por Guillermo Francos, futuro ministro del Interior y principal brazo político de Milei, el vínculo entre el ex compañero de fórmula de Schiaretti y el libertario viene de larga data. “Milei lo saludaba con un abrazo y el Flaco le decía ‘qué hacés, león’, a ese nivel”, contó a iProfesional una fuente conocedora del vínculo que confirmó además que el ex ministro “trabajó solapadamente para Milei desde las PASO”, junto a Schiaretti.

En el PRO hay quienes evalúan que la idea de impulsar a Randazzo para presidir Diputados por parte de Milei va en la línea de elegir las autoridades él y mostrar que no va a un co gobierno con Macri. Sin embargo, el nombre de Ritondo todavía no fue descartado del todo y en las últimas horas se sumó el nombre de Carlos Gutiérrez, otro schiarettista. Todo obedece a la necesidad de Milei de hacer equilibrio entre sus aliados.  

Ambos serían planes alternativos para el caso de que Milei no consiga apoyo en el recinto de Diputados para encumbrar a Randazzo. Pero asoma otra complicación para el nuevo oficialismo: en Unión por la Patria deslizan que solo votarían a favor de alguien que sea propio de La Libertad Avanza. Ante ese condicionamiento, suena como opción Oscar Zago, diputado electo de los libertarios.

En ese clima de carrera de nombres y pulseadas políticas, las gestiones de figuras del PJ con poder propio e independencia del kirchnerismo son importantes pero podrían no alcanzar. Es allí donde entra la otra pata de la nueva oposición dialoguista, donde entienden que el nuevo presidente tiene que contar al menos con la posibilidad de nombrar gente de su confianza al frente del Congreso.

Cómo se rearma Juntos por el Cambio tras la alianza del “PRO duro” con Milei

El último miércoles se reunieron los 10 gobernadores de Juntos por el Cambio y comunicaron su decisión de articular con los bloques de diputados y senadores de ese espacio para ser una oposición que “contribuya con la gobernabilidad” y a la vez cumplir el rol de “controlar la gestión del futuro gobierno”.

Los gobernadores del PRO y de la UCR preparan un nuevo interbloque de oposición “de centro”

Uno de los dirigentes que trabaja cerca de ese elenco es el ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó. El plan sobre el que trabajan para el futuro del Congreso y la nueva oposición dadora de gobernabilidad es el armado de un bloque que responda a los gobernadores Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Ignacio Torres (Chubut), Marcelo Orrego (San Juan) y Claudio Poggi (San Luis).

Ese espacio funcionaría en interbloque con la UCR, donde estarán los diputados nacionales que responden a los gobernadores radicales como Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdéz (Corrientes) o Maximiliano Pullaro (Santa Fe), adelantaron a iProfesional fuentes al tanto de esas gestiones.

En tanto, en la Cámara de Diputados señalan que el radicalismo ya está trabajando en la reunificación del bloque que se había dividido en UCR por un lado y por el otro Evolución Radical, el espacio liderado por el senador Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti.

Así se armaría un nuevo Juntos por el Cambio con “los que quedaron sueltos” tras el acuerdo de Macri y Patricia Bullrich con Milei para el balotaje. El sector del PRO que estaba alineado con Horacio Rodríguez Larreta pasaría a responder en el nuevo esquema a Frigerio. Esta sería la otra pata de la oposición dialoguista que se prepara para ayudar en la gobernabilidad a Milei.

El complejo equilibrio con el PRO

Si bien el presidente electo tiende puentes con el peronismo no kirchnerista, con posibles lugares de relevancia para el sector del cordobés Schiaretti, empezó a dar señales de que también intenta encarrilar la relación con el PRO de Macri, Bullrich y Ritondo que parecía estar quedando relegada en el armado del gobierno.

En ese marco, se inscribe el giro que dio el presidente electo al confirmar que el Ministerio de Seguridad será para Bullrich. También fue leído como un guiño al PRO el muy probable nombramiento de Nicolás Caputo como ministro de Economía a costa de sacrificar a Emilio Ocampo, que ya se había puesto el traje de presidente del Banco Central, por desacuerdos entre ambos economistas.

Milei puso a Bullrich como ministra de Seguridad para hacer equilibrio con el PRO

Y es que la relación de Milei con el PRO sigue teniendo importancia para la gobernabilidad, en especial adentro del Congreso. Los que conocen la Cámara baja admiten que Ritondo le sería más últil como presidente de la Cámara de Diputados que Randazzo porque “va a manejar 50 diputados”. Por ello su nombre todavía no está descartado del todo.

Sin embargo, para el presidente electo y su círculo de asesores en materia política Randazzo, a diferencia del hombre del PRO, representa el vínculo con los gobernadores vía Schiaretti que el nuevo oficialismo también necesita aceitar. Además, cuentan con la ventaja de que para el PRO podría ser incómodo abrirse de Milei por una pelea de cargos.

“Si te paseaste por todos los medios diciendo que lo apoyabas incondicionalmente, ¿cómo salís a explicar que al final no lo apoyás porque no te dio un cargo en Diputados o dónde sea?”, se preguntó ante iProfesional una fuente conocedora de la vida interna del partido amarillo que también elucubró sobre el impacto que podría tener algo así “en las redes sociales, que los libertarios manejan muy bien para tirarte los leones encima”.

De cualquier forma, hasta el 10 de diciembre todas las negociaciones sobre la integración del nuevo gobierno y las alianzas políticas estarán abiertas. En tanto, la oposición dialoguista se reorganiza a la espera de esa fecha y la más dura, encarnada por el kirchnerismo y algunos sectores peronistas afines, también, pero para dar pelea.