Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Netflix se comió un fiasco: el director que les robó u$s55 millones para gastarlos en autos y criptomonedas

Comparti este articulo.

23 de noviembre 2023 – 18:37

La plataforma de streaming enfrenta una audiencia judicial para solucionar un conflicto con un cineasta que no terminó su producción y gastó el presupuesto en bienes de lujo.

Netflix.

A veces una compañía puede tomar malas decisiones pero pocas se conocen donde la jugada salga tan mal como la historia entre Netflix y el director Carl Rinsch. El cineasta habría gastado un presupuesto de u$s55 millones en una serie que nunca terminó mientras invertía en criptomonedas y autos de lujo.

Se trata de una serie llamada Conquest que Netflix ganó a último momento con una promesa de un gran presupuesto y total control creativo para Rinsch. El director es conocido por haber realizado el film de Keanu Reeves, 47 Ronin, destruido por la crítica. Poco después de haber comenzado el rodaje se dieron cuenta que el director no entregaría ni un episodio completo.

Según el informe del New York Times, un año y cuatro meses después de haber comprado la idea y otorgado el presupuesto de u$s44 millones, Rinsch pidió u$s11 millones más que le otorgaron bajo la condición de que termine la serie. Durante el rodaje, varios testigos cuentan que el cineasta comenzó a tener un “comportamiento errático”.

Eso no sucedió. Según el medio, Rinsch puso u$s10,5 millones de esos fondos apostando en el mercado de valores y perdió casi u$s6 millones. Con poco más de u$s4 millones, el cineasta le transfirió el dinero al exchange de criptomonedas Kraken e invirtió en DOGE. En mayo de 2021 liquidó unos u$s27 millones.

Pero el director no invirtió esas ganancias en sus producciones. Un reporte financiero del divorcio de Rinsch indica que el cineasta gastó unos u$s9 millones en muebles, ropa de diseñador, un reloj de lujo de más de u$s380,000, cinco Rolls-Royce y un Ferrari.

Ahora, Rinsch lleva adelante un conflicto judicial contra Netflix asegurando que gastó bien su dinero y que incluso la plataforma de streaming le debe u$s14 millones más. Netflix responde que los pagos dependían de los resultados de Rinsch que nunca llegaron.