Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Rescataron en Brasil a 18 cosecheros misioneros que habían cruzado la frontera en busca de mejores condiciones laborales, pero eran explotados

Comparti este articulo.

Hace algunos días contamos en Bichos de Campo que se estaba registrando una modalidad de empleo extra frontera en el norte de nuestro país, especialmente en Misiones, donde cosecheros buscan en el vecino país mejores condiciones laborales.

Allí el fenómeno de cruzar la frontera se hace cotidiano para muchos compatriotas, tentados con un suelo que puede llegar al millón de pesos para cosechar uvas, y hortalizas en campos del sur de Brasil.

Trabajadores golondrina for export: Crece la cantidad de cosecheros misioneros que cruzan a Brasil en busca de mejores salarios

Empero, se conoció que recientemente tuvieron que ser rescatados 18 argentinos que estaban siendo explotados en una de las fincas al otro lado de la frontera, viviendo en condiciones rayanas a la esclavitud.

De acuerdo a lo que informó el diario brasileño Globo, esos 18 misioneros que fueron salvados tienen entre 16 y 61 años, que habían sido reclutados para cosechar algunos productos a cambio de buenas condiciones laborales, vivienda y alimentación.

El hecho ocurrió en la zona rural de São Marcos, en la Serra do Rio Grande do Sul. El reclutador también era argentino, y la operación ilegal fue descubierta por el Ministerio Público del Trabajo (MPT) y la Policía Federal de Carreteras (PRF).

“El reclutador de este grupo, también argentino, fue detenido in fraganti por la Policía Federal (PF). Fue considerado responsable de reducción a una condición similar a la esclavitud y de trata de personas”, consignó el medio brasileño.

“Fueron tentados con ofertas falsas de trabajo, vivienda y alimentación. Al llegar a Brasil, la remuneración prometida no correspondía a lo realmente acordado, al igual que la promesa de vivienda. La inspección encontró a los trabajadores que vivían en alojamientos en condiciones precarias, hacinados, sin camas suficientes, durmiendo sobre colchones, tampoco hay suministro de agua corriente para bañarse y necesidades básicas en una de las casas, además de huecos en las paredes y riesgo de incendio por la precariedad de las instalaciones eléctricas”, afirmó el MPT.

Fotos: Ministerio Público del Trabajo publicadas en Globo