Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Trabajaba en un restaurante y rompió una regla del lugar para hacer feliz a un niño: “Alegré su día”

Comparti este articulo.

Algunas reglas están hechas para romperlas“, declaró Isaac. Este joven incumplió una norma interna de su lugar de trabajo con el propósito de hacer feliz a un niño, según aseveró al respecto. La historia desató miles de reacciones por parte de los usuarios.

El autor de esta anécdota reveló que el hecho sucedió a principios de agosto de 2023, mientras se desempeñaba como camarero en un restaurante de Estados Unidos.

Un día, de acuerdo a su relato, Isaac atendía las mesas del negocio cuando de repente un chico empezó a hablarle. “Este pequeño (NdR: lo acompañaba su madre, ambos eran comensales del establecimiento gastronómico) me contó que cumplía años“, recordó el joven.

La idea del camarero para sorprender al niño

En aquel momento, la mamá del niño le explicó al mesero lo que quería su hijo de cuatro años. “La mujer me preguntó si el restaurante ofrecía un pedazo de torta o ‘postre de cumpleañosde cortesía para el chico. Entonces, yo le contesté: ‘No contamos con ese servicio, aunque no te preocupes porque voy a tratar de conseguir algo”, narró Isaac.

Después de esa charla, el camarero fue hasta la cocina del establecimiento y comenzó servir helado en un recipiente. “No se trataba de nada especial ni sofisticado, tan solo un poco de helado. Pero era lo mínimo que podía hacer por el cumple de este niño”, expresó.

Antes de que Isaac pudiera terminar de preparar el postre, ocurrió un inconveniente. El encargado del restaurante se percató de la intención del camarero y lo retó. “¿Qué estás haciendo? Nosotros no damos postres de regalo“, le advirtió el jefe a su empleado.

Episodio. Isaac le sirvió helado al niño para su cumple. Foto: captura/@mineonthemap.Episodio. Isaac le sirvió helado al niño para su cumple. Foto: captura/@mineonthemap.

El enfrentamiento con su jefe

Frente a esta situación, Isaac defendió su postura. “Yo le contesté a mi jefe: ‘Pensé que podíamos regalarle un poco de helado a un chico de cuatro años por su cumpleaños. No creí que esto resultara problemático para nosotros‘”, indicó el mesero.

A continuación, el encargado del restaurante le dijo a Isaac que dar postres de cumpleaños “iba en contrade la política interna del negocio. Pese a esta advertencia, el camarero hizo caso omiso y optó por seguir adelante con la idea inicial.

“Le entregué el helado al niño y alegré su día. Mi jefe se enojó conmigo, aunque esto no me preocupó. Al fin y al cabo ese empleo era un trabajo de verano para mí”, manifestó Isaac, quien al parecer renunció semanas más tarde.

“Si yo me hubiera negado a darle el postre al chico, la madre habría pensado que éramos unos desconsiderados. Además, ella quizás le aconsejaría a sus amigos y conocidos que no vinieran a comer al restaurante. Por lo tanto, de esa manera perderíamos clientes“, especuló Isaac.

Desenlace. "Mi jefe se enojó conmigo, pero eso no me preocupó", dijo. Foto: captura/@mineonthemap.Desenlace. “Mi jefe se enojó conmigo, pero eso no me preocupó”, dijo. Foto: captura/@mineonthemap.

A su vez, el joven opinó que a veces existen excepciones a la regla. “Es verdad, hay que cumplir con las normas y obedecer a tus superiores. Sin embargo, en este caso en particular, llegué a la conclusión de que era una política ridícula”.

Por último, Isaac sentenció: “Así que sí, lo ideal es respetar las normas. Pero si te topás con una norma tan estúpida, convertila en una un poco más flexible. Alegrale el día a alguien”.

La opinión de los usuarios

La anécdota del estadounidense captó el interés de más de 200 mil personas. “Hiciste lo moralmente correcto. Te felicito“, escribió un internauta. “Tu mamá te crio bien“, acotó otro usuario.

Por el contrario, hubo quienes se mostraron en contra de la actitud de Isaac. “La comida le cuesta dinero al negocio y ese gasto no estaba estipulado. Lo hubieras pagado vos de tu bolsillo directamente“, comentó una persona.