Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

Vidal: “Nuestro mensaje a Santa Cruz es de esperanza y de recuperación”

Comparti este articulo.

El gobernador Claudio Vidal, acompañado por su gabinete, en el Salón Auditorio de la Iglesia “Bet-El” en Río Gallegos, pronunció el discurso inaugural del 51° periodo de sesiones legislativas de la Cámara de Diputados de Santa Cruz.

En la oportunidad, el mandatario fue recibido por el vicegobernador Fabián Leguizamón, con quien se trasladó hasta el escenario donde se encontraba el cuerpo legislativo.

Desde allí se dirigió al pueblo santacruceño.

EL DISCURSO COMPLETO

Muy buenas tardes a todos los presentes, señor vicegobernador, diputados, intendentes, concejales, vecinos, representantes de distintas instituciones, fuerza de Seguridad, a nuestro Ejército y a los representantes de los trabajadores.

Señores Diputados, Pueblo de Santa Cruz, tal como lo establece en su inciso Octavo el Artículo 119 de la Constitución Provincial, vengo a esta Asamblea Legislativa a informar el estado de la administración provincial.

Dios, que es fuente de toda Razón y Justicia, hoy me brinda la posibilidad de dar a conocer este Informe al Pueblo de Santa Cruz. Somos hombres y mujeres de fe que iniciamos el gobierno el 10 de diciembre del 2023 y que traemos, a nuestra amada Santa Cruz, una mirada amplia, federal, justa y equitativa.

Quiero contarles cuál es la situación en la que nos encontramos y cuáles son las principales líneas de acción de este gobierno. Educación, salud, producción y trabajo, son nuestras prioridades. Ordenaremos la economía, reconstruiremos la educación, la salud pública, y los servicios públicos.  

Le devolveremos a Santa Cruz el ejercicio pleno de la división de poderes. Queremos una justicia independiente, un parlamento fuerte y un gobierno con las cuentas claras. Gobernar no es mentir ni ocultarle la verdad al pueblo. Gobernar es admitir la realidad y transmitirla tal cual es, para realmente poder transformarla.  

Señoras y señores diputados.

Nunca antes se habían malversado tanto los recursos del Estado, en beneficio sólo de un proyecto de poder. Durante más de 30 años la maquinaria pública estuvo fuera de los controles básicos, con los poderes del Estado captados por un grupo político.

El diagnóstico que recibimos en estos primeros dos meses al mando del Gobierno es realmente espantoso: vaciaron los recursos de salud, desmantelaron la educación, no dejaron recursos para la seguridad, la asistencia social ni la obra pública.

Desorganizaron la gobernabilidad de la economía, cartelizaron cadenas de proveedores, politizaron el apoyo a empresas y al comercio, aplastaron los emprendedores y al comercio exterior.

Saquearon y rifaron empresas estatales y al Banco público. Los recursos de Santa Cruz se fueron por el camino de la enorme corrupción.

Recibimos la provincia en una condición deplorable y, en algunos aspectos, catastrófica. Con una economía arrasada, con amplios sectores de la población empobrecidos y con un clima de soberbia y atropello en la forma de administrar el Estado.

Sabemos que hay muchos problemas que no van a solucionarse de inmediato, pero hay algo que se terminó el 10 de diciembre del año pasado en Santa Cruz: se terminó la inmoralidad pública. Vamos a ser un gobierno decente.

En Santa Cruz no se puede robar más. Estamos terminando con los kioscos que nos dejaron. Basta de corrupción en el Estado, basta de una justicia adicta al poder político.

Sobre estas ruinas asumo el compromiso de reconstruir la provincia. Lo haré junto al pueblo de Santa Cruz, a quien puedo mirar de frente.

Quiero avanzar hacia el futuro en unidad, con honestidad con transparencia y sé y estoy convenido que lo podemos lograr.

No nos lleva ningún espíritu de venganza, pero quienes hayan actuado mal, deberán responder ante la Justicia con todas las garantías del debido proceso.

Asumo ante ustedes el compromiso de ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial y a la utilización política de la Justicia.

Si estamos hoy acá, es gracias a la conciencia política de una sociedad santacruceña que dijo basta. El tiempo que viene requiere de lo que yo llamo una nueva moralidad administrativa, requiere de una nueva conducta de los gobernantes.

Nuestro proyecto se basa en una ética de trabajo en la función pública. La lucha contra los corruptos y contra la decadencia es algo que no vamos a negociar.

Señoras y señores diputados. Hoy, acá, renuevo mi juramento de fidelidad a la Constitución de nuestra provincia.

Hoy, que me reciben para inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias, vengo a ratificar con mi presencia y mis palabras, el compromiso que asumí el 10 de diciembre: cambiar el rumbo de nuestra querida provincia.

Parece increíble, y debería dar vergüenza, que el “cambio” que nos pide la gente sea acceder a cosas básicas.

Debería dar vergüenza que el “cambio” que se pretende es cumplir simplemente con el mandato de la Constitución Nacional: el derecho a una vida digna, sin hambre, el acceso al trabajo, a la salud y a la educación.

Someter a los ciudadanos a tener que reclamar cosas tan básicas después de décadas; es el síntoma más grave de la devastación que se impuso en nuestro país y en nuestra provincia por décadas.

Como dije, el Estado santacruceño terminó el año pasado en una situación calamitosa. Recibimos áreas desmanteladas y otras que eran “áreas fantasmas”.

En la economía provincial el gobierno anterior nos mintió a todos los santacruceños. Nos dijeron y repitieron que vivíamos en una provincia cuyas cuentas estaban equilibradas. Es mentira.

En 2023, el año pasado, el presupuesto provincial registró un déficit de 30 mil millones de pesos y una deuda de más de 72 mil millones, que incluye a los entes descentralizados y a las empresas del Estado.

¿Saben lo que significa 72 mil millones de pesos? 35 escuelas como las que acabamos de inaugurar, 10 hospitales alta complejidad para toda la provincia.

Es por eso que, para este año, con el presupuesto elaborado algunos meses antes de asumir esta gestión, se preveían 25 mil millones de pesos de déficit.

Sin embargo, trabajaremos incansablemente para revertirlo, sin dañar las obligaciones del Estado, ni poner en riesgo a nuestro pueblo.

Recibimos el IDUV completamente destrozado. Obras que se pagaron en su totalidad y que nunca empezaron. Obras que comenzaron y nunca se terminaron. Transferencias de fondos del IDUV al municipio de Río Gallegos, entre otros.

Distrigas le debe 14 millones de dólares a la empresa ENARSA.  Además, debe 10 mil millones de pesos a distintos organismos y a empresas, entre ellas, Camuzzi.

Servicios Públicos Sociedad del Estado, con déficit operativa, con una deuda 6 mil millones de pesos y tiene un fuerte y gran déficit operativo. Gasta 1.600 millones de pesos por mes y recauda sólo 1.100 millones.

La Caja de Servicios Sociales que hoy es parte de un reclamo frecuente, arrastra una deuda de 14 mil millones de pesos, entre prestadores de servicios, medicamentos e insumos. ¿Quiénes la pagan, los políticos que se la robaron o la pagan los pacientes?

Poco después de perder las elecciones de agosto, el gobierno anterior tomó deuda, una deuda por 10 millones de pesos que se usaron para gastos corrientes. Con intereses, la deuda se eleva a 28 mil millones de pesos.

¿Quién paga esta deuda? Los santacruceños. Ya presentamos denuncias ante la Justicia. Lo seguiremos haciendo. Toda esta situación es triste y lamentable, pero a mi forma de entender, los responsables tendrían que terminar todos presos.

Con el Ministerio de Economía hemos realizado en estos dos meses una tarea titánica para ordenar las cuentas y todos los compromisos del Estado.

Santa Cruz es una provincia y de las más ricas y hermosas de la Argentina. La segunda en extensión territorial. Fuimos una de las primeras provincias exportadoras de carne. La primera productora de oro y plata. La cuenca hidrocarburífera convencional más importante del país. La joya pesquera de la Argentina. Nada, o casi nada de esto queda.

Dependemos de los recursos nacionales para sobrevivir. Este año, el dinero que nos debe enviar el gobierno nacional representa el 40% de la totalidad del presupuesto provincial. Vivimos en una provincia con respirador artificial, no nos merecemos este destino. ¿Qué nos pasó para llegar a esta situación?

Nos acostumbraron a vivir de prestado. Santa Cruz fue una de las provincias que más aportes extraordinarios, arbitrarios y caprichosos, recibió de parte de los últimos gobiernos nacionales. Esto no nos puede seguir pasando. Tenemos todo lo necesario para ser independientes, para ser fuertes, sanos y libres.

Mi objetivo es lograr la independencia económica de Santa Cruz para el transcurso del año que viene, creemos fielmente que nuestra economía va a mejorar. Habitamos una tierra bendecida, solo nos falta recuperar la cultura del trabajo.

Y voy a insistir en esto siempre, recuperar la cultura del trabajo.

Por eso, en estos 82 días dispuse una política de ahorro y ordenamiento sin precedentes. Eliminamos cargos políticos innecesarios y áreas superpuestas.

Exterminamos todo tipo de negocios.

Estamos logrando que todos aquellos que cobran un sueldo vuelvan a trabajar.

Terminamos con decenas de kioscos y nichos de corrupción.

Por eso también buscamos declarar la emergencia económica y financiera del Estado.

Ante el desastre financiero que hemos recibido, seguiremos presentando a lo largo de este año legislativo, propuestas a esta Cámara de Diputados que nos permitan realizar medidas de corrección del Estado.

Señoras y señores diputados, pueblo de Santa Cruz.

Presentaremos medidas que ayuden a planificar las inversiones públicas y privadas para que el crecimiento económico sea sostenible.

En diálogo con los intendentes y presidentes de Comisionados de Fomento vamos a revisar y definir prioridades de obras que se iniciaron de manera irresponsable y otras que se pararon de manera imprudente.

Vamos a impulsar proyectos que generen empleo. Vamos a buscar inversiones, y cooperación, en Argentina o a nivel internacional, necesitamos ampliar el mercado interno, desarrollar el comercio, las exportaciones, los servicios, la agricultura y la industria.

Que el campo y la industria crezcan es uno de nuestros objetivos. Estamos trabajando para mejorar las condiciones de los pequeños y medianos productores y emprendedores.

Buscaremos que tengan un acceso al crédito más fácil y simple, mediante la creación de un Fondo de Garantías.

Vamos a ampliar la matriz productiva de Santa Cruz. Vamos a implementar medidas para desarrollar nuevos cultivos e industrias, como la industria del vino en Lago Posadas y Caleta Olivia.

Vamos a desarrollar economías regionales fuertes, para dejar de depender del centralismo del Estado.

Es por eso que el Banco de Santa Cruz deberá ser un verdadero agente de desarrollo y no una cueva de negocios financieros para los amigos del poder.

Santa Cruz no va a renunciar a su potencial productivo. Contamos con la capacidad técnica, el capital humano y potenciales mercados para profundizar nuestras industrias.

Las empresas ya radicadas en nuestra provincia, y que promueven el crecimiento y la innovación, van a tener un papel fundamental en el nuevo ciclo de esta provincia.

Nosotros les daremos certeza y reglas claras para crecer. Seguridad jurídica, cumpliremos con nuestras deudas sin poner en riesgo el bienestar de nuestro pueblo santacruceño.

Señoras y señores diputados, querido pueblo de Santa Cruz.

Después de 17 años, el próximo lunes 4 de marzo, comenzarán las clases en la provincia, sin paros.

Con un Estado fundido, igual nos sentamos a la paritaria para llegar a una pauta salarial que reconozca la difícil situación, pero que sea el reflejo del esfuerzo para llevar los sueldos a un nivel mínimo aceptable. Eso es sólo el primer paso.

Porque vamos a recomponer la gestión de educación, a invertir en más educación técnica y de mejor calidad.

En materia de Salud, vamos a hacer lo posible por recomponer servicios básicos de atención.

En estos 2 meses hemos ordenado las cuentas del Sistema Público de Salud, hemos destapado ollas de ineficiencia y de mal gastos de fondos públicos.

Estamos trabajando para garantizar prestaciones, revisando y renegociando contratos y servicios. Estamos saneando cuentas para reestructurar la Caja de Servicios Sociales, para asegurar el acceso a medicamentos y a medicina especializada.

Señoras y señores diputados.

Nadie puede negar la difícil situación que estamos pasando. Nadie puede negar la difícil situación que estamos pasando, nadie puede negar el desastre al que nos llevaron a nivel nacional y a nivel provincial.

Pero como responsables de llevar soluciones, no podemos dedicarnos solamente a hablar de lo mal que estamos. Porque entonces, eso deja de ser una explicación y pasa a ser una excusa.

A Santa Cruz la saquearon durante años. Esa es una parte del problema. La otra parte es que la Nación dejó de asistir a las provincias con recursos que no sean los que llegan por coparticipación.

El presidente nos dijo “no hay plata” y dejó de enviar dinero a las provincias, “ahora deberán arreglarse con lo que tienen y generan”. Bueno, haremos nuestro mayor esfuerzo, pero debemos desterrar mitos.

Somos una provincia con hidrocarburos y minería. Pero nuestros ingresos por petróleo, gas y minería no superan el 25% de los ingresos provinciales. Si no aumentamos la producción y fortalecemos estas actividades, entre otras, nos fundimos.

YCRT nos preocupa y muchísimo, pero sabemos que existe una gran oportunidad. Y sólo podremos salir adelante terminando con la corrupción en los Yacimientos, Y generando un esquema de productividad que nos permita exportar el carbón y producir energía. Necesitamos el compromiso del Estado Nacional. Y claramente si lo hacemos entre todos, de seguro saldremos adelante.

La recuperación del buque pesquero Liliana es el inicio de lo que pretendemos para nuestra actividad pesquera en Santa Cruz: Garantizar la paz social respetando a los trabajadores, produciendo al máximo para obtener la mayor cantidad de ingresos económicos a la provincia. Debemos generar valor agregado, industrializando el recurso en tierra.

Palermo Aike es nuestra gran esperanza, el 25 de marzo tendremos datos precisos del primer pozo de exploración.

De todos modos, no nos podemos olvidar de los yacimientos convencionales de la zona norte de toda nuestra provincia, que todavía tienen mucho para dar, aunque YPF haya desinvertido y perdemos producción desde al año 2015 a la fecha.

Estamos acostumbrados a que soplen vientos del norte que nos quieren doblegar. Pero tenemos algo para decirles: acá, en Santa Cruz, inventamos el viento. No nos rendimos fácil, bajo ningún punto de vista.

Nuestro espíritu está hecho para resistir y prevalecer. Tenemos yacimientos minerales, hidrocarburos y fuentes de energía limpia.

Señoras y señores diputados.

Nos toca reconstruir los cimientos de la Santa Cruz grande, próspera y solidaria que queremos. Y de seguro vamos a lograr, contra todo pronóstico deshonesto de los agitadores de la derrota.

Hoy hay un gobierno con convicciones, que cree en el valor del esfuerzo y el trabajo. Pues acá no vinimos a trabajar para la foto.

No somos de los que nos ponemos el casco para caminar una obra con zapatitos lustrados. Somos un equipo de trabajo, un gran equipo que trabaja sábados y domingos junto al pueblo de Santa Cruz.

El año pasado la esperanza le ganó al miedo, muchos santacruceños decidieron terminar con el miedo; y eligieron a un representante de la clase trabajadora para conducir los destinos de esta provincia. Sí, soy un trabajador, un obrero orgulloso de mi condición.

Desde ese día, estoy para demostrar que un representante de los trabajadores puede dialogar con todos los sectores de la sociedad para promover un crecimiento económico, que sea sostenible y que beneficie a todos, no sólo a los amigos del poder.

Estoy para demostrar que es posible gobernar con participación social, incluyendo a los trabajadores y a los más necesitados en las gestiones de gobierno.

Soy un gobernador que puede mirar a todos a los ojos. Por eso, veo brillar la esperanza en los ojos de un pueblo que sufre.

Por eso veo el sueño de una provincia generosa, que ofrece oportunidades a sus hijos, una provincia en la que ser solidario es más fuerte que el individualismo que nos proponen algunos desde lejos.

Señoras y señores diputados.

La voluntad del pueblo, a través de ustedes, como sus representantes, se hace presente hoy en este recinto y los invita también a ser protagonistas de este nuevo comienzo.

Esa voluntad del pueblo es la que nos inspira a todos un sentimiento de responsabilidad acorde con el esfuerzo que hoy emprendemos juntos.

Esa voluntad popular nos exige diálogo. Un diálogo, que, para ser efectivo, tiene que ser real y supone reconocer que no tenemos toda la verdad, y que muchas veces nos vamos a equivocar.

Los convoco con el corazón con mi mano abierta a que tengamos un vínculo sincero y cercano por el bien de toda nuestra gente.

Hoy, nuestro mensaje a Santa Cruz es de esperanza y de recuperación. Con la fuerza del pueblo, con la responsabilidad de quienes fuimos honrados con el voto -tanto en mi caso como en el de todos ustedes- y con la bendición de Dios, vamos a reconstruir Santa Cruz. Cuento con todos ustedes.

De este modo doy por inaugurado el presente período legislativo. Muchas gracias a todos.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública y Medios