Listen on Online Radio Box! Fm Glaciar Fm Glaciar

FM Glaciar 105.7MHz

Estacion transmisora de radio FM de Rio Gallegos, Santa Cruz, Patagonia Argentina

Asado, un clásico argentino: 6 parrillas en donde comer la carne más rica de Buenos Aires

Ene 12, 2024

Asado, un clásico argentino: 6 parrillas en donde comer la carne más rica de Buenos Aires

Ene 12, 2024
Comparti este articulo.

En Argentina debe haber más parrillas que psicólogos. Por eso, te proponemos lugares en la Ciudad donde disfrutar algunos de los cortes más sabrosos

Por iProfesional

12/01/2024 – 19:28hs

Asado, un clásico argentino: 6 parrillas en donde comer la carne más rica de Buenos Aires

Por Silvina Reusmann

Toda excusa es buena para prender el fuego o juntarse a comer un asado con amigos en un restaurante. Y como en Argentina debe haber más parrillas que psicólogos, y ya compartimos los mejores lugares para comer achuras y cortes no tradicionales, va una nueva lista de lugares para comer un rico asado. 

HIERRO

Una de las propuestas más interesantes de Zona Norte.

Una de las propuestas más interesantes de Zona Norte.

Con locales en Palermo, Nordelta y una nueva sede en España, Hierro selecciona los cortes de Angus Black y los somete a un proceso de maduración al vacío en una cámara de refrigeración propia, con el objetivo de maximizar su terneza y sabor. Las carnes se asan con carbón y quebracho colorado en una parrilla a la vista, y no hay que dejar de probar la entraña, el ojo de bife de 350 gramos, el bife de chorizo con hueso de 800 gramos y un corte especial de raza Wagyu. Para acompañar, tiene elaboradas guarniciones como las zanahorias ahumadas con alioli de ajos asados, almendras tostadas y huevo poché; las chauchas a la chapa con portobellos, aceite de ajo, ají molido y limón; y el mil hojas de papas con provola, cebolla asada y reducción de aceto. Costa Rica 5602, CABA / Boulevard del Mirador 220, Nordelta, BA.

REPÚBLICA DEL FUEGO 

Este restaurante tiene la parrilla como protagonista.

Este restaurante tiene la parrilla como protagonista.

Con diseño de restaurante moderno, República del Fuego trata a la carne, su producto estrella, con cuidado y esmero. El lugar es apto para una cena tranquila, en un ambiente donde reina la conversación que no aturde, música que acompaña bien el clima del lugar dividido en distintos espacios. Es un restaurante con la parrilla como protagonista y un chef que propone más allá de los clásicos cortes. Entre las entradas, vale ir por la stracciatella con edamames a la parrilla, arvejas y menta o los buñuelos de espinaca. De las carnes, preguntar el plato del día que puede venir con sorpresa u optar por los clásicos, asado de tira y vacío o el churrasquito de cerdo marinado en cítricos. Juncal 2682, CABA.

ÁSAME MUCHO

Ideal para ir en familia, en especial si son muchos.

Ideal para ir en familia, en especial si son muchos.

En Caballito está el Patio de los Lecheros, un espacio donde abunda la buena gastronomía con precios amigables. Una de ellas es Ásame Mucho, una parrilla que ofrece cortes populares como el asado banderita, la picaña y el cuadril, además de ojo de bife, vacío y bife de chorizo. Salen en sándwich y al plato, y para acompañar, clásicos porteños: ensalada mixta y puré. Además, los domingos se arma la fiesta alrededor del costillar a la cruz. Donato Álvarez 175, CABA.

MALCRIADO

Malcriado es una de las estrellas del polo gastronómico del Oeste.

Malcriado es una de las estrellas del polo gastronómico del Oeste.

Además de las clásicas parrillas que abundan en todo el país, en Parque Leloir se armó un polo gastronómico que nada tiene que envidiarle a los de Capital. Allí está Malcriado -Entre Fuegos y Vinos- con carnes asadas a las brasas de quebracho colorado. En la sección “Al Fuego” de la carta presenta hay destacados como la picaña de ternera de 550 g o 1.1 kg (reconocida por su forma triangular y su capa de grasa blanda); el Tomahawk Steak de 1.5 kg; el T-Bone Steak de 650 g; la entraña de pastura de 500 g, o el bife de chorizo con hueso de 500 g. Para acompañar, verduras asadas, puré de papa y cebolla, ensalada de rúcula y parmesano o las infaltables papas fritas. Para beber y probar de todo un poco se pueden pedir los vinos por copa. Martín Fierro 3249, Parque Leloir, BA.

RUFINO

Escondido en un hotel de Recoleta: para comer lejos de las miradas indiscretas.

Escondido en un hotel de Recoleta: para comer lejos de las miradas indiscretas.

Rufino es una parrilla escondida en el subsuelo del Hotel Mío Buenos Aires que destaca por un gran producto, bien tratado y cocinado con precisión. Sus expertos asadores sacan los cortes tradicionales y especiales, jugosos y a punto. Entre las sugerencias de la casa está el ojo de bife con hueso servido con manteca de chimi y ajo; y el costillar del centro de 1 kilo, cocido a baja temperatura por seis horas; y la arañita con ajo y tomates asados. Hay guarniciones originales como una berenjena asada con tzatziki y ciboulette; los morrones rellenos con quesos, pimienta y perejil; y la coliflor asada con yogurt, hierbas y alcaparras. Una gran carta de vinos y ricos cócteles. Pres. Manuel Quintana 465, CABA.

FERVOR

Fervor, un clásico porteño.

Fervor, un clásico porteño.

Este clásico de Recoleta es uno de esos restaurantes donde persiste el mantel blanco, la carta con tapa de cuero y el mozo de oficio, de esos que no sorprende pero tampoco falla. Fervor tiene su clientela fiel que se mezcla con turistas que llegan recomendados por los hoteles de los alrededores y, hay que destacarlo, siempre se van contentos. Mantienen una cuidadosa selección de los cortes y proceso de maduración en seco con hueso que se realiza siguiendo la antigua tradición argentina. Desde las entradas, se nota la influencia campestre con el paté de campo, y las achuras hechas en casa como la salchicha parrillera, el chorizo, la morcilla y las mollejas. Un lugar para recordar por que el asado es la bandera gastronómica de la patria. Posadas 1519, CABA.

Comparti este articulo.

En Argentina debe haber más parrillas que psicólogos. Por eso, te proponemos lugares en la Ciudad donde disfrutar algunos de los cortes más sabrosos

Por iProfesional

12/01/2024 – 19:28hs

Asado, un clásico argentino: 6 parrillas en donde comer la carne más rica de Buenos Aires

Por Silvina Reusmann

Toda excusa es buena para prender el fuego o juntarse a comer un asado con amigos en un restaurante. Y como en Argentina debe haber más parrillas que psicólogos, y ya compartimos los mejores lugares para comer achuras y cortes no tradicionales, va una nueva lista de lugares para comer un rico asado. 

HIERRO

Una de las propuestas más interesantes de Zona Norte.

Una de las propuestas más interesantes de Zona Norte.

Con locales en Palermo, Nordelta y una nueva sede en España, Hierro selecciona los cortes de Angus Black y los somete a un proceso de maduración al vacío en una cámara de refrigeración propia, con el objetivo de maximizar su terneza y sabor. Las carnes se asan con carbón y quebracho colorado en una parrilla a la vista, y no hay que dejar de probar la entraña, el ojo de bife de 350 gramos, el bife de chorizo con hueso de 800 gramos y un corte especial de raza Wagyu. Para acompañar, tiene elaboradas guarniciones como las zanahorias ahumadas con alioli de ajos asados, almendras tostadas y huevo poché; las chauchas a la chapa con portobellos, aceite de ajo, ají molido y limón; y el mil hojas de papas con provola, cebolla asada y reducción de aceto. Costa Rica 5602, CABA / Boulevard del Mirador 220, Nordelta, BA.

REPÚBLICA DEL FUEGO 

Este restaurante tiene la parrilla como protagonista.

Este restaurante tiene la parrilla como protagonista.

Con diseño de restaurante moderno, República del Fuego trata a la carne, su producto estrella, con cuidado y esmero. El lugar es apto para una cena tranquila, en un ambiente donde reina la conversación que no aturde, música que acompaña bien el clima del lugar dividido en distintos espacios. Es un restaurante con la parrilla como protagonista y un chef que propone más allá de los clásicos cortes. Entre las entradas, vale ir por la stracciatella con edamames a la parrilla, arvejas y menta o los buñuelos de espinaca. De las carnes, preguntar el plato del día que puede venir con sorpresa u optar por los clásicos, asado de tira y vacío o el churrasquito de cerdo marinado en cítricos. Juncal 2682, CABA.

ÁSAME MUCHO

Ideal para ir en familia, en especial si son muchos.

Ideal para ir en familia, en especial si son muchos.

En Caballito está el Patio de los Lecheros, un espacio donde abunda la buena gastronomía con precios amigables. Una de ellas es Ásame Mucho, una parrilla que ofrece cortes populares como el asado banderita, la picaña y el cuadril, además de ojo de bife, vacío y bife de chorizo. Salen en sándwich y al plato, y para acompañar, clásicos porteños: ensalada mixta y puré. Además, los domingos se arma la fiesta alrededor del costillar a la cruz. Donato Álvarez 175, CABA.

MALCRIADO

Malcriado es una de las estrellas del polo gastronómico del Oeste.

Malcriado es una de las estrellas del polo gastronómico del Oeste.

Además de las clásicas parrillas que abundan en todo el país, en Parque Leloir se armó un polo gastronómico que nada tiene que envidiarle a los de Capital. Allí está Malcriado -Entre Fuegos y Vinos- con carnes asadas a las brasas de quebracho colorado. En la sección “Al Fuego” de la carta presenta hay destacados como la picaña de ternera de 550 g o 1.1 kg (reconocida por su forma triangular y su capa de grasa blanda); el Tomahawk Steak de 1.5 kg; el T-Bone Steak de 650 g; la entraña de pastura de 500 g, o el bife de chorizo con hueso de 500 g. Para acompañar, verduras asadas, puré de papa y cebolla, ensalada de rúcula y parmesano o las infaltables papas fritas. Para beber y probar de todo un poco se pueden pedir los vinos por copa. Martín Fierro 3249, Parque Leloir, BA.

RUFINO

Escondido en un hotel de Recoleta: para comer lejos de las miradas indiscretas.

Escondido en un hotel de Recoleta: para comer lejos de las miradas indiscretas.

Rufino es una parrilla escondida en el subsuelo del Hotel Mío Buenos Aires que destaca por un gran producto, bien tratado y cocinado con precisión. Sus expertos asadores sacan los cortes tradicionales y especiales, jugosos y a punto. Entre las sugerencias de la casa está el ojo de bife con hueso servido con manteca de chimi y ajo; y el costillar del centro de 1 kilo, cocido a baja temperatura por seis horas; y la arañita con ajo y tomates asados. Hay guarniciones originales como una berenjena asada con tzatziki y ciboulette; los morrones rellenos con quesos, pimienta y perejil; y la coliflor asada con yogurt, hierbas y alcaparras. Una gran carta de vinos y ricos cócteles. Pres. Manuel Quintana 465, CABA.

FERVOR

Fervor, un clásico porteño.

Fervor, un clásico porteño.

Este clásico de Recoleta es uno de esos restaurantes donde persiste el mantel blanco, la carta con tapa de cuero y el mozo de oficio, de esos que no sorprende pero tampoco falla. Fervor tiene su clientela fiel que se mezcla con turistas que llegan recomendados por los hoteles de los alrededores y, hay que destacarlo, siempre se van contentos. Mantienen una cuidadosa selección de los cortes y proceso de maduración en seco con hueso que se realiza siguiendo la antigua tradición argentina. Desde las entradas, se nota la influencia campestre con el paté de campo, y las achuras hechas en casa como la salchicha parrillera, el chorizo, la morcilla y las mollejas. Un lugar para recordar por que el asado es la bandera gastronómica de la patria. Posadas 1519, CABA.